Hola! Soy Caro

Soy Carolina,¬†estoy casada desde hace 9 a√Īos con Jorge y soy la feliz mam√° de Felipe y Jacinta.

Soy Licenciada en Comunicaci√≥n, especializada en marketing y publicidad. Empec√© a trabajar¬†con 18 a√Īos, apenas comenc√© la carrera, porque sent√≠a la necesidad de "probar¬† en la cancha" lo que estaba estudiando.

En ese af√°n¬†de probarlo todo, durante 15 a√Īos me mov√≠ por todas las √°reas de mi profesi√≥n: marketing en multinacionales,¬†agencias de publicidad, empresas de investigaci√≥n de mercado, comunicaci√≥n en organismos estatales, producci√≥n de eventos culturales y¬†empresariales y producci√≥n audiovisual.

No importaba lo bien que ganaba, el grupo humano con el que compartía o el puesto que ocupaba, nunca logré sentirme cómoda trabajando en relación de dependencia. Adentro mio había algo que me decía que todo ese esfuerzo que ponía trabajando para otros perfectamente podía ponerlo para constuir algo mío y así ser mi propia jefa.

Pasé mucho tiempo buscando ESA actividad que me diera placer y que, al mismo tiempo, pudiese convertir en un negocio próspero que me diera la vida que anhelaba.

Con el nacimiento de Felipe todo se clarificó. El vaivén de emociones y la necesidad de reorganizar mis prioridades pusieron delante de mi esa oportunidad que había estado buscando: descubrí que el crochet podía ser mi fuente de placer, de ingresos y de crecimiento, y fui tras ello.

En agosto de 2017, con 34 años, un bebé de 1 año y sin un peso en el bolsillo comencé a construir Nonalina.

Mi mente y cuerpo inquietos, sumados a la pasión que siento por lo que hago, la consistencia, el trabajo duro y mucha capacitación, me trajeron hasta donde estoy hoy: liderando un negocio con un pequeño pero comprometido equipo, mi marca propia de hilados premium, más de 500 alumnas en mis talleres online y una facturación de 6 cifras en el último año.

Para 2022 me propuse un nuevo desafío: enseñar mi camino y acompañar a transitarlo a otras mujeres que se sienten como yo me sentía hace 4 años.

Amo capacitarme para poder servir y compartirme de la mejor manera, por eso este año comencé a estudiar coaching, para reforzar lo que siento que siempre fue mi don: comunicar y contagiar mi entusiasmo por hacer lo que amo. 

 

MI PROPÓSITO ES ACOMPAÑARTE, ACORTARTE CAMINO Y DEMOSTRARTE QUE VIVIR DE TU PASIÓN ES POSIBLE

Sigamos conectadas

Unite a mi lista de correo